Uncategorized

ELECCIONES Y DERECHO A LA INFORMACIÓN: UNA RESPONSABILIDAD COMPARTIDA

Posted on Actualizado enn

logotipo paginaAnte las próximas campañas electorales, que culminarán con la jornada electoral del 7 de junio, donde la ciudadanía oaxaqueña elegirá a sus representantes ante la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, integrantes de organizaciones de la sociedad civil, de la academia, de la cultura y de diversos espacios de participación social, convocan a todos los actores involucrados en el proceso: partidos políticos, candidatas y candidatos, instituciones electorales y, sin duda, medios de comunicación (radio, televisión, prensa y medios digitales), a contribuir responsablemente en la promoción de la participación ciudadana y a garantizar el derecho a la información del electorado que favorezca el voto informado, libre y secreto de la ciudadanía. A partir de las siguientes consideraciones:

PRIMERA. La democracia no se limita al solo hecho de realizar elecciones periódicas, sino a un ejercicio pleno de los derechos humanos, entre otros, el derecho a la información, mismo que consiste en el libre acceso a información plural y oportuna, y al derecho a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión. Su ejercicio es medular para conformar una ciudadanía crítica, participativa e informada, principalmente en el proceso de elección de sus representantes populares, donde entran en juego los actores políticos mencionados. 

SEGUNDA. Los medios de comunicación, no sólo representan la vía a través de la cual la ciudadanía recibe información, son también actores políticos con derecho a decidir enfoques editoriales y ser todo lo parcial que deseen, pero con la obligación de transparentarlos. Si bien existe un consenso en torno a la idea de que los medios no determinan la orientación del voto, hay coincidencias en lo relativo al destacado papel de los medios en los procesos electorales, pues son los proveedores de información electoral. Mediante sus coberturas, elevan el conocimiento electoral, dan a conocer las plataformas políticas, las propuestas de candidaturas y sus perfiles, trazan la agenda del debate, visibilizan a actores políticos, definen contenidos mediáticos, y son lugares de atención de la clase gobernante en la búsqueda de legitimidad y consensos. Se tornan, así, en el espacio privilegiado donde se discute y socializa la vida pública.

TERCERA. De acuerdo con los resultados del Observatorio Electoral de Medios realizado por el Capítulo Oaxaca de Amedi, en la contienda electoral federal de 2012, el derecho a la información en nuestro estado aún no se encuentra plenamente garantizado. La oferta informativa durante las elecciones de referencia, en gran medida, se limitó a repetir lo que dicen partidos políticos y candidaturas y, en consecuencia, el desempeño de los medios se caracterizó por ser uniforme, opaco e insuficiente. Este sesgo condujo a que se convirtieran en medios propagandísticos. Así, su actuación no ha tenido como objetivo primordial el derecho a la información de la ciudadanía.

CUARTA. Lo anterior nos lleva a reconocer la necesidad de continuar observando el tratamiento informativo que se brinde durante las campañas electorales, en el afán de identificar los avances, retrocesos y omisiones en el ejercicio real del derecho a la información y conocer la corresponsabilidad que tienen los medios, instituciones electorales, partidos políticos y ciudadanía en la calidad de la democracia en nuestro estado. 

QUINTA. En este contexto, hacemos un exhorto a todos los actores involucrados (instituciones electorales, partidos políticos, medios de comunicación, y ciudadanía en general) para hacer efectivo el derecho a la información.

  1. a) A las instituciones electorales, a realizar una función activa y cercana a la ciudadanía, para que ésta cuente con una adecuada información que les permita elegir libremente a sus representantes populares.
  2. b) A los partidos políticos, para que privilegien la civilidad política y eleven la calidad del debate público, mediante la difusión íntegra de sus plataformas electorales y, asimismo, eviten las descalificaciones o las afirmaciones sin sustento.
  3. c) A los medios, a realizar coberturas periodísticas equitativas y rigurosas, sin discriminar la participación política de las mujeres; a presentar información completa, contextualizada, plural y veraz; así como al ejercicio de críticas respetuosas y documentadas; distinguiendo, en el tratamiento de los contenidos, información noticiosa, publicidad o propaganda, notas periodísticas, notas de opinión y boletines. Y,
  4. urna-electorald) Finalmente, a la ciudadanía, para que vigile el desempeño de todos los actores y, en su caso, haga del conocimiento de las autoridades la existencia de una presunta infracción a las reglas y principios que rigen las contiendas electorales. Además de asumir una actitud crítica en la selección y consumo de contenidos mediáticos.

Consideramos que este es el camino para dotar de sentido la actividad política; para la construcción de una ciudadanía informada, libre y responsable; así como para la emisión de un voto libre, informado, y razonado. Sólo de esta manera avanzaremos en la consolidación de la democracia en Oaxaca.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, abril de 2015.

FIRMAN

ORGANIZACIONES PROMOVENTES:

Asociación Mexicana de Derecho a la Información (AMEDI) Capítulo Oaxaca; COLDIBA A.C.; LETRA VERDE A.C.; Comisión de Análisis de Contenido de Campañas Políticas (Distrito 08 INE-Oaxaca); Servicios para una Educación Alternativa A.C. (EDUCA A.C.)

SUSCRIBEN:

ORGANIZACIONES

Alianza de Mujeres Indígenas de México y Centroamérica A.C.; Café La Antigua. OAXACA; Cafés Mexicanos de Exportación S.A. DE C.V. (CAFEX S.A. de C.V.); CAGUNAA COLDIBA NGANGA HUANDI A.C. “Mujeres Tejiendo Realidades”; Centro de Apoyo para la Educación y Creatividad Calpulli A.C.; Centro de Atención Integral Piña Palmera A.C.; Centro de Capacitación Integral para Promotores Comunitarios A.C. (CECIPROC).; Centro de Desarrollo Comunitario Centeotl A. C.; Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco A.C. (BARCA A.C.); Colectiva Feminista Mujeres Lilas; Consorcio para el Dialogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.; Cooperación para el Desarrollo Integral SOCODI A.C.; Cooperativa de Productores(as) de Café S.P.R. de R.L. (COPECAFE S.P.R. de R.L.) (225 firmas); Cultura y Educación para el  Desarrollo y la  Autonomía en México A.C. (CEDAM A.C.); Dirección de Equidad y Género de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO); Servicios Universitarios y Redes de Conocimiento en Oaxaca A.C. (SURCO).

CIUDADANÍA

 Alba Cerna López, académica ICE/UABJO; C. Alejandro de Ávila Blomberg, PRO-OAX; C. Alicia Viloria Calvo, activista derechos laborales; C. Alfonso de Jesús Hernández Santos, académico; C. Alonso Aguilar Orihuela, PRO-OAX; C. Alma H. Woolrich Ramírez, PRO-OAX; C. Andrea Lorenzo Gómez, maestrante; C. Carlos Camacho Hernández, comunicador; C. Cecilia Erna Gutiérrez González, antropóloga social; C. Diana Bárbara Masso Martínez, antropóloga social; C. Diego Manuel Woolrich Ramírez, productor de café; C. Dora María Vera Esperanza, directora de Axis Mundi/Coro de la UABJO; C. Eduardo Bautista, profesor investigador del IISUABJO; C. Edith Morales, fotógrafa; C. Enid López Monterrubio, estudiante carrera Biología; C. Eugenia Mata, directora de IDEMO; C. Francisco Toledo, pintor/PRO-OAX; C. Graciela Hernández Zavaleta, contadora pública; C. Guillermo Monteforte, documentalista; C. Guillermo Olguín, pintor; C. Jesús Arellano Hernández, académico; C. José Ramón Ramírez Peña, académico; C. Julio Eduardo Manzano Bizuet, docente; C. Lourdes Ferrer, abogada defensora de derechos humanos; C. Margarita Dalton Palomo, investigadora; C. María Claudina López, PRO-OAX; C. María de Lourdes Vargas, industrializadora de café; C. María de los Ángeles Romero Frizzi, investigadora/INAH; C. María del Pilar Monterrubio, terapeuta; C. María Saldaña Julián, educóloga; C. Melquiades Cruz Miguel, comunicador indígena; C. Mónica Palomino González, productora de radio; C. Norma Reyes Terán, Agencia para el Adelanto de las Mujeres A.C.; C. Osiel Villegas Clemente, representante legal de Unidos por Tamazulapam A.C.; C. Raúl Méndez de los Santos, consejero distrital del distrito 08 INE-Oaxaca/maestrante en derecho electoral; C. Rosa Angélica Romana Ramírez Rivas, académica; C. Ricardo Pinto Gollas, artista visual; C. Samael Hernández Ruiz, presidente de Bisia-México A.C.; C. Soledad Jarquín Edgar, periodista/feminista; C. Soreya López Antonio, servidora pública; C. Sylvia Bustamante Arreola, defensora de derechos humanos y políticos; C. Úrsula Hernández Rodríguez, Etnóloga; C. Víctor Leonel Juan Martínez, investigador.

Puede consultar el documento en PDF aquí

Anuncios

LA COBERTURA MEDIÁTICA DE LAS PROTESTAS DE LA CNTE

Posted on

Por Enrique Tinoco Valle*

 

Image
Foto tomada de http://amqueretaro.com/

Flojos, revoltosos, incompetentes y conflictivos, son algunos de los adjetivos adjudicados a los maestros de la Sección XXII de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Esta imagen generalizada se ha cristalizado en una actitud predominantemente negativa por parte de la ciudadanía, acrecentada sobre todo, a partir de las protestas realizadas debido a la aprobación de la llamada reforma educativa.

Durante el mes pasado, especialmente en la televisión abierta (aunque los demás medios como la radio o la prensa escrita no quedan exentos), fuimos espectadores de un tratamiento por demás sesgado y superficial de la situación. Fue común observar “notas” y “reportajes” en los que se evidenciaban los “actos vandálicos” en los que incurrían las maestras y maestros, en donde solo se mostraban los testimonios de personas afectadas por las marchas y bloqueos, de comerciantes que clamaban justicia por las afectaciones a sus negocios y de padres de familia indignados porque sus hijas e hijos no podían asistir a clases. Poco se habló (por lo menos a profundidad) de las razones y demandas de los docentes, poco se escucharon sus voces y sus puntos de vista. Tanto así, que la CNTE realizó varios reclamos a través de marchas y cercos a las dos televisoras más importantes de nuestro país, logrando con ello algunos minutos en sus noticieros principales.

Los medios han sido totalmente unidimensionales al abordar una problemática sumamente compleja y llena de aristas. En su gran mayoría, salvo honrosas excepciones, han reducido la problemática a un esquema polarizado de “buenos” contra “malos”, a unas cuantas líneas dentro de las cuales han enmarcado todo el proceder de los distintos actores involucrados, ignorando los contextos históricos y sociales. La mayoría de los medios han criminalizado los actos de las y los maestros, sin embargo algunos por su parte, haciendo uso de una visión por demás demagógica, se han volcado hacia el lado contrario, victimizando al gremio magisterial y satanizando las acciones gubernamentales. De una u otra forma, los medios han hecho un maniqueo tratamiento de la problemática, casi siempre desde la visceralidad, y las menos de las veces desde una visión crítica.

Si, como hemos tratado en columnas anteriores, los medios son los encargados de ejercer con sus acciones el derecho de la ciudadanía de estar informada, al mostrar solo una cara de la realidad, poco han contribuido a brindar una visión completa de la problemática a la ciudadana y ciudadano común. Al respeto, resulta significativo que, según una encuesta de Parametría, un 27 por ciento de la población no conozca a ciencia cierta cuales son las demandas de la CNTE. Por supuesto que no podemos culpar directamente a los medios de ese hecho, como tampoco de la  imagen que se ha construido de dicho gremio, pues sabemos que la opinión se conforma a partir de muchos otros factores. Sin embargo, sí podemos decir que poco han contribuido a formar opiniones críticas, a propiciar  la discusión desde la argumentación racional. Para muestra, habrá que mirar los comentarios en las redes sociales en donde el lenguaje del odio es común denominador. Los ánimos crispados comprometen a los medios a hacer coberturas y reflexiones responsables que favorezcan a la plena discusión de ideas y no de emociones enconadas.

En una sociedad democrática, o que aspira a serlo, los medios también tienen que contribuir con ese propósito; no me parece indeseable que cada medio tenga alguna inclinación ideológica, de hecho es sano que sea así, pues se favorece al pluralismo; sin embargo esto no significa que se deba silenciar parte de la realidad. Sabemos bien que la objetividad en toda la extensión de la palabra es imposible, sin embargo, sí es posible ofrecer a las audiencias las diferentes caras y matices de los hechos, para que éstas tengan elementos suficientes para conformar sus propias opiniones.

Si queremos construir una mejor sociedad, necesitamos medios que, a partir de la discusión y confrontación crítica de ideas, contribuyan a la configuración de consensos democráticos y no a polarizaciones ideologizantes, que poco ayudan a la solución del conflicto.

 

*Coordinador del Comité de Difusión de la Amedi  Oaxaca 

POR QUÉ LEGISLAR LA PROPAGANDA GUBERNAMENTAL EN OAXACA

Posted on

Por Jorge Armando Oropez Pérez

Image

En Oaxaca, según datos del Presupuesto Ciudadano 2012, la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno gastó en ese año 270 millones 481 mil 214 pesos con 20 centavos. En 2011, según datos emitidos por la propia dependencia ante el entonces Instituto Estatal de Acceso a la Información Pública, se erogaron 164 millones 462 mil 900 pesos con 58 centavos. Es decir, en los últimos dos años se emplearon más de 400 millones de pesos en estrategias de propaganda oficial.

En distintas oportunidades, el Poder Ejecutivo estatal ha informado de estas cifras. Sin embargo, no ha explicado transparentemente los criterios empleados para conceder recursos a los distintos medios de comunicación.

Estas omisiones se deben principalmente a que no hay parámetros ni mecanismos claros y legalmente establecidos para ordenar estas asignaciones. Por ello se vuelven discrecionales y ajenas a un principio de equidad para los participantes. Lo anterior permite favorecer espacios de amigos o políticamente adecuados sin medir la efectividad de los impactos y su alcance en la población, que es lo que importaría en una entidad democrática que busca informar a sus gobernados.

Ante este escenario, la Asociación Mexicana de Derecho a la Información Capítulo Oaxaca considera que la integración de una ley para regular la propaganda gubernamental no sólo es indispensable, sino urgente. Y ésta debería ser prioridad para la LXII legislatura local. Además, es una obligación moral incluir las miradas de los actores involucrados: medios, gobierno y ciudadanía, principalmente.

Sin todas las reflexiones escrudiñadas no se podría consensuar legislativamente lo que mejoraría, en una suerte de círculo virtuoso, la competitividad, la eficacia en la comunicación social, la optimización de recursos públicos, la desaparición de medios ocasionales y oportunistas, y el fortalecimiento de los medios establecidos formalmente.

Sin embargo, para que se dé este supuesto se tendrían que actualizar o crear a la par las legislaciones que empadronen medios y den protección a periodistas, la ley que regule las adquisiciones, entre otras normas.

Una ley de propaganda gubernamental, o de publicidad oficial como sea el caso que se le nombre, debería alcanzar en su conformación a los tres poderes del Estado y a otras instancias que cuenten con recursos públicos destinados a estrategias de comunicación social. A todos ellos los dotaría de obligaciones claras para el diseño de estrategias de difusión. Y estas obligaciones se volverían herramientas eficaces para que su mensaje llegara a la sociedad a través del medio más pertinente. La norma, haría que la improvisación devenga en planeación.

En el caso del Poder Ejecutivo, la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno de Oaxaca tiene que ser la principal instancia obligada a garantizar la difusión de mensajes oficiales eficaces velando en todo momento por la defensa del derecho a la información consagrado en el artículo sexto constitucional.

En una democracia, el uso de los medios de comunicación para emitir mensajes de gobierno no puede obviarse ni regatearse. Es parte de la obligación de las autoridades para mantener informados a sus gobernados sobre su quehacer con recursos públicos.

Rinde Capítulo Oaxaca de la Amedi su Primer Informe de Actividades

Posted on Actualizado enn

 

Con la presencia de Aleida Calleja, presidenta nacional de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), este miércoles 14 de diciembre de 2011, a las 17:00 horas, en las instalaciones de la Casa de la Ciudad, la Presidencia y el Consejo Directivo del Capítulo Oaxaca de la Amedi realizará la presentación de su primer informe de actividades.

En éste se hará la presentación de la Iniciativa de Ley en materia de Comunicación Gubernamental; la exposición del proyecto monitoreo de medios 2012, año electoral; el resultado de la primera etapa de investigaciones en materia de: radiodifusión en Oaxaca, portales electrónicos, el canal público de televisión en Oaxaca e integración de los órganos garantes del derecho de acceso a la información pública.

En esta actividad se tomará protesta a las y los integrantes del Consejo Consultivo del Capítulo Oaxaca el cual será presidido por el investigador Gustavo Esteva y estará conformado por Gloria Zafra, Guillermo Monteforte, Margarita Dalton, Marcos Leyva, Claudia Gûichard, Pedro Matías y Blanca Padilla, entre otras destacadas personalidades.

En su intervención, Aleida Calleja presidenta nacional de la Amedi, en el marco del décimo aniversario de la asociación presentará las publicaciones: “Panorama de la Comunicación en México 2011” y la “Memoria del Encuentro Nacional por la Diversidad y Calidad de los Medios”.

“Nada nos obliga a rendir un informe público. Sin embargo, consideramos que las asociaciones civiles deberían, por voluntad y congruencia, transparentar y rendir cuentas de lo que hacen, para qué y cómo lo hacen; ello contribuirá en gran medida a consolidar y fortalecer la democracia en México” puntualizó Magdalena López, presidenta del Capítulo Oaxaca de la Amedi.

*La invitación es extensiva a representantes de medios de comunicación, académicos y académicas, investigadores e investigadoras así como a personal del servicio público y a quienes de la sociedad civil estén interesados en participar. El día del evento se informará del proceso para la integración de nuevos integrantes a la asociación*